¡Comenta en nuestro BLOG!

 Déjanos tu comentario o pregunta AL FINAL DEL POST ;) 

Tus opiniones y dudas son MUY IMPORTANTES PARA NOSOTROS

Mi hijo no quiere comer

¿QUÉ HAGO?


La alimentación durante los primeros años de vida de un niño o niña son importantes debido a que se busca promover un óptimo desarrollo y crecimiento. En los primeros años de vida se establecen los estilos de vida saludables a través de la alimentación saludable y actividad física que perdurarán a lo largo de la vida.


El primer año de vida se caracteriza por tener una velocidad de crecimiento exponencial. El peso, respecto al peso de nacimiento, se triplica en este periodo, y la estatura puede aumentar en promedio 25 cm. A partir del año de vida, aproximadamente la velocidad de crecimiento disminuye en comparación a los primeros doce meses. Esta disminución del crecimiento se puede ver reflejado en la disminución de la ingesta de alimentos por parte de los niños.


“Mi hijo no quiere comer”


Se debe tomar en consideración que es normal que a partir de los 12-18 meses exista una leve disminución del volumen de ingesta de alimentos por parte de los niños. La razón de esta disminución es que, al tener una menor velocidad de crecimiento, se tiene un menor gasto energético y finalmente se necesita consumir menos alimentos.


Por otra parte, se debe tener en cuenta que los niños también pasan por periodos en los cuales comen adecuadamente, y en otros periodos en los que comen muy poco. O también se pueden encontrar con periodos en los cuales lo niños rechazan los alimentos que habitualmente consumían... ¡o hasta sus alimentos favoritos!. Esto se debe a que los niños se encuentran descubriendo su independencia al comer, por lo que es normal y esporádico este rechazo alimentario. Tu hij@ está consumiendo lo que necesita, y si su curva de crecimiento no se ve alterada, no hay nada de qué preocuparse.


¿Qué puedo hacer?


Primero, es dar el ejemplo. Los padres que consumen una amplia variedad de alimentos y comen junto a sus hij@s en la mesa, tienen la oportunidad de modelar con el ejemplo. L@s niñ@s imitan todo lo que hacen sus padres. El primordial que ese tiempo de comida familiar, sea un momento agradable, sin distracciones y que l@s niñ@s se integren en la conversación familiar.




Otra cosa muy importante es que todos los miembros de la familia coman lo mismo, o sea que coman alimentos saludables. Y que los alimentos se distribuyan en los platos sin sobrecargar el plato. Es mejor servir una cantidad pequeña, que tu hij@ sea capaz de comer, y si queda con apetito, se puede repetir.


Finalmente, no obligues a tus hij@s a comer, ni utilices los alimentos como premio o castigo. Lo peor es utilizar la estrategia de dejar sentado en la mesa a tu hij@ hasta que se come todo. O preparar un alimento distinto porque no se comió lo que se preparó para ese día. O negociar con un alimento-premio para que se coma otro alimento que no le gusta tanto.


Recomendaciones:


- Modela con el ejemplo.

- Invita a sus hij@s a preparar o seleccionar los alimentos que se van a servir.

- Dale la opción a tu hij@ para que seleccione el tenedor o el plato con el que va a comer.

- Presenta el alimento rechazado junto con un alimento conocido.

- No forzar a comer ni utilizar los alimentos como premio o castigo.

- Respeta las señales de hambre y saciedad.

- Tener muuuucha paciencia.


La clave está en entender que es un proceso normal y una respuesta adaptativa a los cambios que tu hij@ está viviendo. Sigue estas recomendaciones y no tendrás de qué preocuparte ;)

Bárbara Castillo Villalobos

Nutricionista Infantil Vilbofit

(Instagram: @nutricionista_barbaracastillo)



Pérez-Escamilla, R., Segura-Pérez, S., & Lott, M. (2017). Feeding guidelines for infants and young toddlers: a responsive parenting approach. Nutrition Today, 52(5), 223-231.


Daniels, L. A., Magarey, A., Battistutta, D., Nicholson, J. M., Farrell, A., Davidson, G., & Cleghorn, G. (2009). The NOURISH randomised control trial: positive feeding practices and food preferences in early childhood-a primary prevention program for childhood obesity. BMC public health, 9(1), 1-10.


Baidal, J. A. W., Locks, L. M., Cheng, E. R., Blake-Lamb, T. L., Perkins, M. E., & Taveras, E. M. (2016). Risk factors for childhood obesity in the first 1,000 days: a systematic review. American journal of preventive medicine, 50(6), 761-779.


Barja, S. & Le Roy, C. (2020). Generalidades: Alimentación durante la niñez y adolescencia. En Manual de Pediatria, Perret, C & Perez, C. (pp.42-56). Santiago, Chile: Pontificia Universidad Católica de Chile.


Castillo-Durán, C., Balboa, P., Torrejón, C., Bascuñán, K., & Uauy, R. (2013). Alimentación normal del niño menor de 2 años: Recomendaciones de la Rama de Nutrición de la Sociedad Chilena de Pediatría 2013. Revista chilena de pediatría, 84(5), 565-572.



¿QUÉ OPINAS?

¿TE QUEDA ALGUNA DUDA?

RECUERDA DEJARNOS MÁS ABAJO TU COMENTARIO O PREGUNTA ;)

Entradas Recientes

Ver todo