¡Comenta en nuestro BLOG!

 Déjanos tu comentario o pregunta AL FINAL DEL POST ;) 

Tus opiniones y dudas son MUY IMPORTANTES PARA NOSOTROS

  • Vilbofit

Déficit Calórico

¿Cuándo es necesario? ¿Es siempre la estrategia adecuada?



Para hablar de déficit calórico primero se debe plantear el concepto de balance energético, el cual básicamente es el equilibrio entre las calorías que se ingieren y las que se gastan.


Este balance puede ser positivo, al consumir una cantidad de calorías superior a lo que se genera cómo gasto calórico, pudiendo generar un superávit calórico si esta tendencia se mantiene de forma crónica, lo que se traduce en aumento de peso corporal.


A su vez, el balance negativo, se interpreta como una ingesta calórica menor a lo que se gasta, lo que, al mantenerse de forma sostenida, generaría un déficit calórico y como consecuencia la pérdida de peso corporal, idealmente a costa de masa grasa.


Luego de mencionado lo anterior, podemos hablar más específicamente de déficit calórico.

¿Es necesario? ¿Es siempre la estrategia adecuada? La respuesta es “depende del contexto” y será adecuada o no dependiendo del objetivo planteado.





Existen varias herramientas y/o estrategias nutricionales que buscan como resultado generar un déficit calórico, el cual se puede lograr con determinados horarios de comida al día, con o sin ayuno, excluyendo o disminuyendo cierto tipo de alimentos, etc. (Puedes ver nuestro post sobre los TIPOS DE CARBOHIDRATOS AQUÍ)


Desde nuestro punto de vista, la mejor forma de planificarlo siempre estará ligada al contexto individual, a los factores asociados, al objetivo y muy importante también, a la actividad física que realice cada persona.


Para asegurar que el déficit calórico tenga buenos resultados y que se logre una disminución de peso a costa del exceso de grasa corporal y no de masa muscular, la planificación debe ser monitoreada constantemente y ajustada según los avances observados por cada persona y considerando los objetivos que se van alcanzando.


Es importante mencionar que el enfoque no debe ser mantener siempre un déficit, ya que puede arrastrar una pérdida de peso a consecuencia de masa muscular, lo que podría ser tan perjudicial para la salud como tener kilos de grasa extra.


En el ámbito del deporte, el balance energético debe ser programado según la intensidad del ejercicio y su frecuencia, manteniendo los niveles de carbohidratos, proteínas y grasas según lo que demande su actividad, ya que, sobre todo en deportistas, mantener un balance energético óptimo, será primordial en su rendimiento.


Dicho esto, y en relación con el déficit calórico, es una estrategia que no siempre será la ideal para ciertas disciplinas, sobre todo en aquellas donde se busca un incremento de masa muscular, en las que el aumento equilibrado del aporte energético total es fundamental para evitar el catabolismo proteico y el deterioro del rendimiento.


Así también, existen especialidades en las que los deportistas necesitan el déficit como parte de la estrategia nutricional, sobre todo en aquellas en las que se requiere un determinado peso. En estos casos, la estrategia debe ser realizada a consciencia, ya que un déficit calórico muy estricto puede mermar el rendimiento y afectar el estado de salud, tanto físico como también psicológico del sujeto, generando más allá de la obtención del peso deseado, una pérdida de masa muscular y en ocasiones pérdida excesiva de masa grasa.





En conclusión, tanto en población general como en deportistas, el déficit calórico se sugiere cuando el objetivo es la pérdida de grasa corporal y siempre su efectividad dependerá del contexto y la forma en la que se maneje su planificación. Por el contrario, no será la estrategia ideal cuando el objetivo sea, por ejemplo, el aumento de masa muscular.



¡Esperamos te haya parecido interesante!

Un abrazo,

Ana Paula

Nutricionista Vilbofit


¿QUÉ OPINAS?

¿TE QUEDA ALGUNA DUDA?

RECUERDA DEJARNOS MÁS ABAJO TU COMENTARIO O PREGUNTA ;)




Entradas Recientes

Ver todo